Desaparece Google+. El gigante tecnológico ha sentenciado la clausura de su hijito feo y fracasado, una vergüenza multimillonaria equivalente al Internet Explorer de las redes sociales. A pesar de los esfuerzos del gigante de Internet por salvar a su red social, por fin la va a cerrar en agosto del 2019. La razón: una mezcla de impopularidad entre los usuarios y una grave dosis de fallos de seguridad. En nuestra agencia de marketing digital en Barcelona, sin embargo, le echaremos de menos.

La historia que ha llegado a nuestros oídos sobre la brecha en la seguridad de la información sobre los perfiles de los usuarios es… inexacta. Ciertamente es una maniobra de Google para eludir la mala publicidad, pero va más allá. Así que hoy les explicamos bien qué ha pasado…

Febrero de 2018. Escándalo en Facebook provocado por una aplicación desarrollada por Global Science Research. La aplicación recopilaba y analizaba la información de aquellas personas que daban su consentimiento para la utilización de sus perfiles para investigación. Hasta ahí, todo legal. El problema viene cuando la aplicación empieza a almacenar también la información de los amigos de la persona que había dado el consentimiento, amigos que evidentemente no habían dado permiso para compartir sus datos. Facebook se metió en un tremendo jardín por haber permitido esta situación, y sufrió sus fuertes consecuencias.

Marzo de 2018. En Google se dan cuenta de que cojean del mismo pie: los desarrolladores externos obtienen información no autorizada por los usuarios. Solo que a diferencia de Facebook, nadie usa Google+. Pero… ¿por qué tendríamos que compartir información con compañías que no conocemos por culpa de una plataforma que nadie utiliza?

A diferencia de Facebook, Google+ es una plataforma en la que no se paran ni las moscas. Solo utilizada por las empresas con un área de marketing digital, que explotan el posicionamiento que ofrece Google por publicar contenidos ahí dentro. Sin fans ni haters, Google+ pasará irrelevantemente a la historia para los usuarios. Pero para los desarrolladores y especialistas del marketing, su despedida nos dejará algunas cosas nuevas en qué pensar.

Este pequeño problema de seguridad hizo que Google reevaluase sus protocolos de seguridad de datos e iniciase el Project Strobe, donde se establecen las nuevas medidas de seguridad como reacción a la preocupación creada. Comenzando por la eliminación de la plataforma que provocó esta revolución en el protocolo de seguridad de datos de la compañía. Adiós Google+.

Al final, si eres desarrollador de aplicaciones y has tenido que tratar con Google -siendo realistas, seguro que leíste las políticas API la primera vez que desarrollaste para Android- tendrás que volver a consultar la actualización de las nuevas limitaciones de información a las que ya no tendrás acceso por defecto.

Así que guarda un minuto de silencio por Google+, la red social del gigante de internet… Para leer los nuevos cambios en las medidas de seguridad de datos.