Porque en Enrédame Comunicación somos especialistas en desarrollar cualquier identidad de marca digital, hoy queremos explicarte los elementos que se deben tener en cuenta al plantear una imagen corporativa. Hablaremos, concretamente, del ecosistema de la marca y de la necesidad de garantizar una presencia coherente tanto en medios digitales como físicos.

El Logotipo

Al abordar una identidad de marca digital, el logotipo ha de priorizarse como el elemento clave porque será la imagen con la que nos identificarán nuestros clientes. Para que el diseño funcione, tiene que ser sencillo, utilizar 1 o 2 colores como mucho y limitarse a un máximo de dos fuentes tipográficas.

Hay que tener en cuenta que las tipografías tienen poder, una personalidad específica que comunica atributos y valores al consumidor, por lo que la elección de fuentes no debe tomarse a la ligera. El color es otro elemento delicado, no solo en lo referente al logotipo, sino también en cuanto a la paleta que se utilizará para constituir el ambiente de la marca.

Marketing Digital

El Marketing Online tiene el potencial de introducir la marca en muchos entornos diferentes y, en cada uno de ellos, la imagen debe ser consistente y coherente. ¿Cómo suenan los contenidos? ¿Serios? ¿Directos? ¿Divertidos? ¿Con sarcasmo? ¿Qué estilo de fotografía se utilizará en el sitio web? ¿Serán las mismas imágenes que se compartirán en redes sociales?

Este punto de la identidad de marca digital es solo la punta del iceberg… Si te sientes un poco abrumado por tantas preguntas aún sin respuesta, calma, en Enrédame Comunicación podemos desenredarte… Pero para eso debes seguir leyendo 😉

Sitio web

Hablamos de la tarjeta de presentación, currículo, portfolio, e incluso el punto de venta de tu marca. Hay que cuidar desde la maquetación (distribución de los elementos dentro de cada una de las páginas) hasta el estilo de escritura de los textos. Y es que al sitio web llegarán la mayoría de los clientes potenciales a los que quieres seducir, por lo que tener una configuración adecuada de estrategias de tráfico te ayudará a mejorar el posicionamiento de tu web.

Cuando se tiene un portal propio, es vital posicionarlo en el motor de búsqueda… Y cuanto más frecuentemente salga en la primera página de resultados de Google, más gente conocerá la marca. Para ello, hay que seguir una serie de estrategias SEO -tráfico orgánico- y estrategias SEM para obtener tráfico por anuncios en Google.

Imágenes

Sin duda, una imagen vale más que mil palabras, y es lo primero que los usuarios visualizan, incluso antes de dar una oportunidad al texto. ¿Qué estilo fotográfico encaja mejor en tu identidad de marca digital? ¿Son fotos de lugares o de personas? ¿Qué tipo de luz se utiliza? ¿Hay ruido en las imágenes, son fotos de estudio, son muy editadas? Los colores dentro de las imágenes tienen que hacer un guiño a la paleta elegida para la marca, pero no necesariamente tienes que reforzar la identidad mediante la repetición de los tonos, sino más bien con un estilo determinado.

Recomendación práctica: no repitas con tanta frecuencia las imágenes de tu página en las redes sociales. Lo ideal es hacerse con una nutrida biblioteca de fotos para poder consolidar la presencia y el posicionamiento web, teniendo en cuenta que los contenidos deben compartirse con cierta frecuencia y originalidad.

Social Media

En 2019, ya es una obligación para el posicionamiento de una marca estar presente en las redes sociales, y cada una de ellas tiene perfiles de usuarios muy diferentes. Facebook es una plataforma que lo cambió todo hace 15 años, pero ese espacio que al principio estaba lleno de estudiantes hoy está principalmente habitado por gente madura. Por otro lado está Instagram, un entorno digital lleno de jóvenes seguidores de tendencias tratando de descubrir el destino de su próximo viaje por una foto cool que publicó su influencer favorito hace 3 horas.

Conocer las características de los usuarios que frecuentan cada una de las redes sociales es una labor interesante, pero se requiere experiencia para que las campañas estén bien dirigidas a mejorar el posicionamiento. Ya que, al final, una red social no está poblada exclusivamente por perfiles concretos: hay que matizar y segmentar el objetivo de las comunicaciones.

Contenidos

Cada palabra te lleva a saborear la construcción de una escena, y cada sección es como la presentación y degustación de un plato. Usa las palabras a tu favor y crea algo con ellas que jamás se haya leído. Cada oración tiene la responsabilidad de conducir al cliente para que empatice y se familiarice con tu producto. ¡Piensa en las grandes marcas! Todas tienen un grupo de personas que las siguen porque se identifican con ellas a nivel personal.

¿A qué esperas? Enrédame Comunicación puede encargarse de tu identidad de marca digital, de contar tu historia y empatizar con el público al que quieres atraer. Todo esto traducido en cada detalle, con el objetivo de componer una marca memorable, una marca posicionada, una marca favorita. ¡Contacta con nosotros y háblanos de tu proyecto!