Mobile Marketing y Marketing Tradicional

Mobile Marketing y Marketing Tradicional, dos estrategias que deben ir unidas.

Después de dar la vuelta al mundo creyendo que todo ha cambiado, que nuestro concepto de empresa se va al garete porque las nuevas tecnologías cambian la manera de vender y de hacer empresa, cuando el mercado comienza a ser competitivo vemos que ya no se vende por el hecho de estar ahí, de ser una opción única para millones y millones de usuarios, sino que volvemos a lo de siempre: Comunicar, Presencia, Emocionar, Mensajes…

Eso sí, claro en nuevos Canales. Las nuevas empresas prefieren los nuevos canales de venta porque les permiten llegar al público objetivo más segmentadamente, con mayor eficiencia, con un menor coste… pero permite eso obviar a los tradicionales canales de comunicación? Estos también han sufrido transformaciones y cada vez es menos frecuente observar cómo en papel aparecen URL para activar promociones o códigos QR que dirigen a landing pages. Está claro que obviar lo de toda la vida reduce las oportunidades de éxito. Y porqué no pensar en la venta de productos digitales en el espacio físico?? No veo porqué no se pueden vender, por ejemplo Apps en las tiendas distribuidoras de telefonía móvil. Tienen al cliente configurando su móvil en ese momento! Para qué vamos a reducir nuestras oportunidades de venta a los canales digitales?

Está claro que aquello que se vende es la estrella. Si no convence al usuario, por muy bonito que aparezca en una web o buenos comentarios que se creen en blogs y foros… al final el WOM, y más en internet, puede con los esfuerzos comunicativos de una empresa. Que se lo digan a Telecinco ahora que están en plena lucha contra el espacio blogger!! Las nuevas tecnologías nos permiten, eso sí, disponer de un producto adaptado a cada consumidor. Un producto a medida, escalado y adaptado. Pero sigue siendo imprescindible!

Y no únicamente podemos tener el mejor producto sino que, ahora que hay variedad infinita de productos, tenemos que saber decírselo al público objetivo. Y seducir. Y emocionar… volvemos de nuevo a los ejemplos de la Coca-cola frente a Pepsi. Con resultados tan dispares en catas a ciegas y en resultados de venta. La clave? Comunicación. Vender productos digitales en el espacio móvil ya no se trata, como se ha dicho de disponer de una buena aplicación y esperar que funcione. Hoy el mercado ya es competitivo y hay que darse a conocer mejor que otros competidores. Los nuevos medios como las redes sociales, foros, blogs, etc facilitan este trabajo. Pero no se puede obviar.

Y claro. El precio! O mejor hablamos de monetización de aplicaciones móviles. Podemos cobrar por ellas, claro, pero sabemos que el porcentaje de aplicaciones de pago utilizadas es muy muy inferior a aquellas que son gratuitas. Habrá pues que comenzar a ver cómo se pueden realizar promociones sobre precios o estrategias de freemium en las que el contenido de pago realmente sea suficientemente atractivo como para que los usuarios se conviertan en un porcentaje que permita que los ingresos compensen. La opción de monetizar con publicidad es una alternativa que dependerá del volumen de descargas, de los target… y de no incluir demasiada publicidad, cosa que puede hacer que el usuario se desinstale la aplicación rápidamente. Lo mismo es aplicable a libros en formato digital, a bonos, a…

En resumen, después de ver cómo el mercado se transforma y se hace competitivo, volvemos a lo de siempre. A las 4P que ya estudiábamos hace décadas. Más brillantes y limpitas, porque han pasado por el filtro de las nuevas tecnologías, ampliando las posibilidades que tenemos a la hora de llevar a cabo el plan de marketing.

Ver un buen articulo al respecto en La Vanguardia

Lo que está claro es que el Mobile Marketing no puede prescindir en ningún caso del marketing tradicional. ¡Aquí todo suma!