Pues resulta que a estas alturas, la actividad más popular en la red ya es la socialización.

Nos sorprende?? En un país como España donde la vida social es una parte esencial de todos nosotros se puede ver como un complemento a nuestra vida offline. En culturas más frías, puede haber pasado a ser la clave de la integración de las personas en nuevos entornos personales. He aquí una de las mayores utilidades de la red global: conectar a personas!

En todo esto, claro, han tenido mucho que ver las redes sociales. Todo comenzó con los IRC, los chat en telnet, los messenger más tarde… Pero la masificación llegó como siempre con la simplificación de su uso.

Así pues, los últimos estudios ofrecen datos concretos: de cada 5 minutos que estamos conectados a internet, uno de ellos lo pasamos en las redes sociales. Ni más ni menos que un 20% de nuestra vida digital transcurre en las redes sociales.

Estos datos nos llevan a pensar que, por ejemplo, el poder de google se está diluyendo. Desde su posicion dominante han ido viendo cómo se reduce día a día el tiempo de utilización de sus servicios a favor de nuevos competidores que han ido apareciendo.

Y exáctamente, en qué sitios pasamos más nuestro tiempo? Seguramente no nos sorprenderemos al conocer que el 75% de nuestra vida social transcurre en Facebook, el gran impulsor y beneficiado de esta nueva vida social online.

En Facebook los usuarios se conectan entre sí, comparten sus fotografías, pensamientos íntimos, publican sus vidas… El muro de cada uno se convierte en la carta de presentación hacia el mundo. Lo que antes era una tarjeta de visita con una direccion física y un teléfono fijo se ha convertido en una introducción al mundo de cada, una parte casi indisociable de sí mismo.

En ese tiempo que pasamos en nuestro Facebook, también cuidamos de nuestra imagen, decorando nuestro muro (una gran aportación el timeline en este sentido), viendo qué fotografías nos sientan mejor, cuáles han sido las actividades recientes de nuestros conocidos (a qué restaurante han ido, qué actividad están realizando…).

En ese entorno, los usuarios buscan actividades por realizar, tanto en el online como en offline, buscan recomendaciones de sus conocidos o también de famosos, líderes de opinión…

Aquellas empresas y marcas que hoy no se posicionen en redes sociales, están dejando pasar grandes oportunidades. Concretamente una quinta parte del tiempo de los internautas, lo cual ya no es nada despreciable!

Ya no basta con una optimización de nuestro sitio web para que nos puedan encontrar al buscar un servicio o producto parecido con el que ofrecemos. Ni con comprar una palabra a google para que aparezcan usuarios en nuestras promociones. Las búsquedas ya no corresponden únicamente a los buscadores y tampoco podemos simplemente esperar. Es el momento de interactuar con nuestros clientes potenciales! Escucharles cuando hablan de nuestros productos, conocer qué preferencias tienen, qué tendencias hay en el mercado, qué dicen los líderes de opinión…

El mercado está hablando en las redes sociales y por primera vez estamos capacitados para escucharles. Acabó la época en que teníamos que recurrir a grupos muy limitados de personas para realizar preguntas cualitativas acerca de nuevos productos. Hoy podemos saber exactamente (o al menos, tener una idea bastante aproximada) en qué dirección debemos trabajar nuestro pipeline de creación de producto, tan sólo hay que escuchar.

Pero escuchar no es fácil. Llevamos mucho tiempo tan sólo hablando a nuestros consumidores. Pensando que quien gritara más alto y más claro se llevaba el gato al agua. Comprando tiempo en pantalla, impactos al fin y al cabo, para gritar las bondades de lo que alguien en una empresa había creado, sin casi contacto con sus usuarios.

Hace falta un cambio en la mentalidad de las empresas. Y en ello puede estar gran parte del éxito en el medio plazo. Manos a la obra pues!!