“Para ahorrarse un largo camino es mejor empezar pagando a Google”. En la dicotomía sobre hacer SEO o SEM, ¿cuántas empresas crees que lo han escuchado o pensado alguna vez o, incluso, han llegado a hacerlo y se han llevado una gran decepción? Muchas, ya que cuando lanzan su nuevo proyecto online el principal objetivo que tienen en mente es el de conseguir resultados inmediatos y en la mayoría de casos para hacerlo, optan por la vía más rápida pensando en que empezar con una campaña SEM en Adwords les permitirá ahorrar tiempo mientras se vean resultados con el SEO. ¡Error! SEO y SEM sí se pueden –y se deben- combinar, y, por supuesto, no se debe tener miedo a invertir una parte de tu dinero en publicidad en Google, pero si lo haces, hazlo bien.

Sabemos que posicionar un página web en orgánico o SEO puede llevarnos meses. En el SEO (Search Engine Optimization) influye todo y que lo estés haciendo bien no implica que aparezcas el primero, ni siquiera en la primera página. Porque quizá haya otros que lo están haciendo tan bien como tú, o mejor. O de pronto llega Google y cambia alguno de sus algoritmos. O el sector en el que tratas de posicionarte es tremendamente competido. Aún así, y a pesar de que todos los puntos parecen que estén en contra del SEO, empezar por trabajar este aspecto es como construir las bases sólidas de una estructura sin las cuales el SEM no se aguantaría por sí solo.

Hoy vamos a hablarte de las razones por las que tienes que tener un buen SEO para tener un buen SEM y hacer que tu estrategia de marketing online sea más rentable e inteligente.

Por qué tienes que tener un buen SEO para tener un buen SEM

Hacer SEO toma su tiempo y esto no vamos a poder negarlo. ¿Pero porque deberías apostar por él antes de cualquier otra acción en tu estrategia de posicionamiento?

Aquí 3 razones que justifican esta elección:

  • El SEO basado en contenidos de calidad es premiado por Google. Sin dudas el contenido es el factor más determinante para tener un buen posicionamiento. Un buen contenido SEO es el que consigue atraer la atención de nuestro Buyer Persona y darle lo que busca. De nada sirve hacer SEM si el contenido que ofrecemos en nuestra web no es considerado por Google ni auténtico, ni de calidad, ni perdurable.
  • Genera confianza.  Si trabajamos un buen SEO conseguimos que los usuarios hagan click antes en los resultados orgánicos que en los patrocinados. Esto nos lleva a obtener mayor tráfico y con el tiempo un mejor posicionamiento, ambos factores que le gustan a Google y que harán nuestras campañas SEM más efectivas.
  • Es sostenible en el tiempo. Una vez que ya hemos logrado posicionarnos correctamente, con un mantenimiento y optimización constante en el tiempo será suficiente para seguir teniendo una buena visibilidad. No tendremos que dedicarle tantos recursos como al principio, aunque tampoco debemos despistarnos, ya que siempre podemos mejorar. Por otro lado, el SEM o cualquier publicidad de pago dura sólo mientras haya dinero. Y si no has trabajado un buen SEO previamente, ¿qué pasará cuando dejes de pagar en Google Adwords? ¿Nuestro dominio se convertirá en invisible.com?
  • Finalmente, y si estás familiarizado con el SEM, sabrás que en la publicidad en Google el dinero no lo es todo y que el dinero final que pagan los anunciantes por sus clicks y la posición que ocupan sus anuncios dependen de lo que se conoce como Nivel de Calidad. En este nivel de calidad el SEO de las páginas de aterrizaje de nuestros anuncios y de la página web general dónde se dirige nuestra campaña es fundamental. SEO y SEM deben bailar una coreografía perfecta para que Google sepa que tu página web merece aparecer en buenas posiciones en tu campaña de pago para determinadas palabras clave.

Así que si empiezas con el SEO esa será tu apuesta para tu negocio y una vez que el SEO esté asentado, empieza a complementar con el SEM para reforzar aún más tu posicionamiento.

Por qué hacer SEM para complementar el SEO

También hacer SEM puede ayudar al posicionamiento orgánico, siempre y cuando nuestra web esté bien optimizada a nivel de SEO.

Veamos por qué:

  1. Al anunciarte consigues más visitas. Y como a Google le gustan mucho los sitios web con tráfico alto y sostenido, esto con el tiempo aumentará la relevancia web.
  2. Si nuestra web tiene un buen contenido, hemos trabajado bien el SEO y los anuncios son correctos, las nuevas visitas  aumentarán el tiempo de permanencia en la página y reducirán latasa de rebote.

3.Si invertimos en publicidad y no obtenemos resultados, probablemente dejaremos de invertir. Y como Google busca obtener beneficios, nos ayudará a posicionarnos un poco mejor en los resultados orgánicos del buscador.

Lo que nunca debemos olvidar, es que esto no quiere decir que en cuanto empecemos a invertir en Google, poco o mucho, vamos a posicionarnos mejor. Debemos tener en cuenta que Google es muy exigente con todo lo que aparece en sus resultados de búsqueda. Así que Una estrategia de posicionamiento SEO y SEM, hay que trabajarla y muy bien.

¿Cómo combinar SEO y SEM en tu estrategia de marketing?

El primer paso es realizar un estudio previo de las palabras clave más buscadas y que reciben más búsquedas por sector, producto o servicio. Unas vez que tengamos claro cuáles son as que más nos interesan y cuántos usuarios las buscan, podemos aprovechar esta información para planificar nuestra estrategia de contenidos de calidad, trabajando nuestra web, blog y redes sociales en torno a estas keywords para responder a las necesidades de nuestros usuarios y clientes potenciales.

Pero por supuesto, todo este trabajo que hemos hecho es reaprovechable para SEM. De todas las palabras que estemos o hayamos trabajando para nuestra estrategia SEO, deberíamos seleccionar las que tengan más clics desde resultados de búsqueda y las que tengan una alta demanda (muchos usuarios las están buscando), pero en las que la “oferta” de páginas web posicionadas sea todavía relativamente baja. Usando estos insight, podemos poner en marcha nuestras campañas de SEM para ir incrementando visitas y reforzar el posicionamiento orgánico.

Después de leer nuestro artículo qué crees: ¿qué es mejor, hacer SEO o SEM? En Enrédame tenemos clara la respuesta: ¡ambos! Eso sí, combínalos con inteligencia, salvo que exista una gran urgencia, prioriza el SEO antes el SEM y aprovecha su potencial mutuo para conseguir mejores resultados que duren en el tiempo.