El 2016 está siendo el año de Instagram. Muchos son los cambios que se están llevando a cabo en esta red social propiedad de Facebook, especialmente para dejar espacio a las marcas y hacer que las empresas inviertan cada vez más en publicidad. Pero antes de hablar de las últimas novedades, damos un paso atrás para entender a fondo en qué ha cambiado Instagram desde el desembarco de Facebook que se produjo en el ya lejano abril 2012.

Esta fecha la mayoría de nosotros la recordará como una fecha en la que se produjeron dos hitos muy importantes para Instagram. Por un lado, la revolucionaria app de fotografía instantánea lanzó su versión para Android y por otro Facebook, el gigante de las Redes Sociales, anunció que había comprado Instagram por 730 millones de dólares oficializando la noticia en septiembre del mismo año.

¿En qué ha cambiado Instagram desde el desembarco de Facebook?

¿En qué ha cambiado Instagram desde el desembarco de Facebook?

Ahora, a 4 años de este importante hito, muchos se preguntan qué ha hecho Facebook para aprovechar su compra y qué ha cambiado realmente en Instagram. La respuesta a esta pregunta hace 3 años habría sido “no mucho”, pero hoy podemos afirmar todo lo contrario. No solo, tal y como prometió su fundador, la aplicación no ha desaparecido ni ha perdido su éxito, sino que se ha estado trabajando para mejorarla añadiendo nuevas funcionalidades y mejorando la experiencia del usuario.

Hoy desde Enrédame, vamos a hacer un recorrido por los cambios más significativos en Instagram desde el desembarco de Facebook hasta hoy. Seguro que recordarás algunos de ellos que, igual que a la mayoría de usuarios, te han gustado menos que otros.

Salto a la versión web

En apenas un año desde la compra de Facebook, Instagram pasó de ser una aplicación exclusiva para dispositivos móviles a tener una nueva versión para escritorio. Cualquier usuario podía empezar consultar la red social desde su ordenador y sin necesidad de tener instalada la app en el móvil ni de estar registrado. Una versión que se fue mejorando añadiendo opciones como la de comentar, marcar con un like los posts y navegar por todas las fotos subidas por los contactos del usuario. ¿Un paso hacía la monetización y la posibilidad de mostrar anuncios? Algo se podía suponer ya en aquel momento, pero todavía no se podía afirmar con total seguridad.

Lo único que no se podía hacer, y en este aspecto no ha habido ningún cambio hasta el día de hoy, es subir fotos directamente desde el ordenador. La captura y posterior upload de imágenes sigue siendo exclusiva de la app móvil, aunque ya existen muchas otras herramientas que permiten hacerlo desde la versión de escritorio.

Instagram permite manejas varias cuentas

Tras un periodo de estabilidad en el que parecía que el desembarco de Facebook no había aportado casi nada a nivel de mejoras de la red social, en febrero de este año 2016 Instagram hizo uno de los cambios más importantes: introdujo la posibilidad de gestionar varias cuentas sin necesidad de logearse y deslogearse continuamente, entrando y saliendo de cada perfil. Algo no sólo útil para poder tener bajo control una cuenta personal y una o varias cuentas de empresa a la vez, sino para gestionar cuentas personales que muchos instagramers tienen.

Cambios en el algoritmo de Instagram

En marzo de 2016 llegó otro de los grandes cambios de Instagram, esta vez no muy bien aceptado por la mayoría de los usuarios. La red social cambió su algoritmo provocando sudores frío en todo el mundo. Las notificaciones de las cuentas que los usuarios seguían empezaron a dejar de verse por orden cronológico. Para no perderse contenido relevante lo único era activar notificaciones.

El cambio de algoritmo de cronológico a relacional se ha completado al 100% al día de hoy y no hay vuelta atrás. Instagram prioriza de cara a los usuarios los contenidos que considera relevante basándose en su actividad, sus gustos, likes y comentarios. Nada más ni nada menos que lo que hace su “papá” Facebook.

¿Alguien aprueba este cambio? Muy pocos, ya que la mayoría han visto afectada por el cambio de algoritmo la visibilidad global de sus perfiles. Así que no queda otra solución que ponerse las pilas más que nunca para compartir contenido relevante y de calidad y activar las notificaciones de las cuentas favoritas para no perderse nada en la medida de lo posible.

Un nuevo logo, un nuevo diseño

El pasado mes de mayo Instagram nos sorprendió una vez más despidiéndose de su logo “polaroid” y sustituyéndolo por uno más actual y con colores cálidos, además de implementar un nuevo diseño en su versión móvil todo en blanco y negro.

Luz verde a los perfiles de empresa

Y llegamos a las novedades del verano. En el pasado junio Instagram empezó a testear los perfiles de empresas en Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia con el objetivo que a finales de año todos los países tengan implementada esta funcionalidad.

Los perfiles de empresa en Instagram incluirán la categoría, un botón de contacto y la geolocalización, imitando las fanpages de Facebook. Además estarán disponible dos herramientas para potenciar el uso de la plataforma:

  • Nuevas estadísticas dentro del propio Instagram
  • Anuncios en Instagram con mayores posibilidades de segmentación y por lo tanto de efectividad gracias a las mejoras en la analítica.

Instagram Stories

Y aquí la más reciente de todos, la que muchos llaman “el clon de Snapchat”. Hablamos de Instagram Stories, una funcionalidad lanzada el agosto pasado que permite a los usuarios crear vídeos cortos, que desaparecen después de 24 horas desde su publicación y a los que se pueden añadir dibujos, stickers y emojis. Además, igual que en Snapchat la duración de los vídeos es de máximo 10 segundos y las historias se agrupan en una fila de círculos.

¿Cuánto nos espera todavía por ver en la red social de fotografía más usada en el mundo? Si esto es todo lo que ha pasado en el 2016, está claro que el futuro de Instagram en las manos de Facebook promete mucho.