Hoy es un gran día. Al menos es un día importante para la historia.

Elecciones en USA

Nuestros vecinos de allende el Atlántico van a decidir si siguen 4 años más con el actual presidente, el demócrata Barack Obama o si apuestan por un nuevo cambio, esta vez hacia el conservadurismo de Mitt Romney. De nuevo, estamos ante unas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

El líder del Yes, We can, el artífice de la primera campaña electoral basada en internet y el crowdsourcing parece ahora que ya no es capaz de tomar la tremenda ventaja que consiguió cuando hace un mandato venció por clara mayoría al candidatoJohn McCain, héroe de la guerra de Vietnam, que no pudo borrar  el legado que George W Bush dejó después de sus dos mandatos. Hoy, la batalla librada en 2008 queda ya muy lejos, y casi ni recordamos lo que pasó. Los testigos de lo sucedido no son escribas ni historiadores. Quienes mantienen la memoria se llaman Youtube o Wikipedia.

Hoy el equipo electoral del partido republicano ha aprendido muy bien la lección y pone también sus fuerzas en internet.

Hoy, en 2012 ya todos saben que si bien las encuestas dan resultados más caros y más orientados hacia votos, la empresa que parece tener la clave de cómo van a funcionar las elecciones no es precisamente una empresa de estudios de mercado ni tan sólo de estadística. Quien sabe o al menos intuye con mayor precisión lo que va a pasar hoy es una empresa de publicidad.

Una empresa de publicidad, claro está, que conoce bien el electorado americano. Por no decir a todo el mundo. Google, desde su posición dominadora de las búsquedas y acompañada por sus fenomenales servicios añadidos al buscador conoce a la población de los Estados Unidos de América. Sabe de qué se habla en público. Y también en privado.

Y así, tal cual lo narran los medios. Y en este sentido, las cosas han cambiado y mucho. La misma información de que disponen los medios, está al alcance de todos. Difusión de información para todo el mundo y gratis!

Al parecer, los datos anuncian unas elecciones con un resultado incierto. Quizá por eso los candidatos ayer hacían un esfuerzo titánico por convencer a aquellos que todavía parecen dispuestos a dejarse seducir. Y lo hacen con sus mejores armas. Romney se ve respaldado por las fuerzas de Wall Street, quienes no están nada contentos con la regulación que les impone el candidato republicano y Obama se ve apoyado por representantes del pueblo americano como Bruce Springsteen.

Tendencias de busqueda

Palabras clave

27 OctStatus a 3 de Noviembre

Si bien la semana pasada se podía observar una diferencia a favor del candidato a la reelección, Barack Obama, en estas elecciones presidenciales a los Estados Unidos, parece ser que no todo está dicho. Esta última semana, Mitt Romney está recortando el terreno respecto a su adversario.

Aunque Google seguramente ya lo sabe, el desenlace será mañana por la noche, cuando se cierren las urnas y se de paso al resultado oficial. La información, entretanto, permanecerá conocida por unos pocos en MountainView, en el disputado siempre estado de California, con sus 55 votos electorales.

Si alguna lección se extraerá de esta campaña seguramente tendrá que ver con el marketing digital. O marketing político digital. Ya no se trata de que los candidatos sean buenos oradores, o de demostrar sus conocimientos en política exterior. Ahora se trata de que cada votante sienta al candidato como suyo. Nada antes de nuestro canal de comunicación había permitido al candidato estar tan cerca del votante. Ni había dado tantos dolores de cabeza a los planificadores de campaña, claro está.

Si al final todo esto sirve para que el pueblo sea escuchado, aunque sea una vez cada 4 años, seguro que todos habremos ganado. Y seguro que hoy, tal como decíamos al principio, se recordará como un gran dia.