Dicen los autores que el precio de todo aquello que se vende en internet tiende asimtóticamente a igualarse con el coste del producto. (Free, by Chris Anderson)

Lo que está claro es que en internet, mucho de lo que se vende es servicio. Servicio de venta de productos online, servicio de transporte, un billete de avión virtual, un e-book, un e-disco… qué valor conferimos a estos productos que no podemos tocar físicamente, a aquellos vendedores sin cara ni nombre a los que no podemos preguntar a tiempo real si la ropa que nos estamos comprando nos sienta bien?

La valoración que como internautas damos al servicio, a la disponibilidad, a la cercanía,… a todo lo que nos ofrece la red, es muy cercana a cero.

Una prueba de ello es el ratio de descargas de Apps gratuitas de la tienda Appstore respecto de las descargas de aplicaciones de pago. A pesar de que las aplicaciones gratuitas en el Appstore representan aproximadamente un 28% de las aplicaciones totales disponibles, a fecha de hoy unas 550.000 apps en total disponible en el appstore de Apple, se generan más de 25.000.000.000 descargas (Woww!!).

Lo importante del caso es que el 75% de las descargas corresponde a aplicaciones gratuitas, y tan sólo el 25% de las descargas realizadas corresponde a Apps de pago. De esto podemos deducir que una aplicación gratuita se descarga una media de 7.71 veces más que una aplicación de pago. Como media, pues, una aplicación gratuita se descargará unas 120.000 veces mientras que una aplicación de pago, unas 15.700 veces. No está mal.

Así pues, hay que pensar en cómo vamos a rentabilizar aquello que hagamos en internet. Podemos pensar en sitios, o aplicaciones patrocinadas (con publicidad), pago por servicios premium, micropagos por contenidos… pero lo que está claro que los modelos tradicionales, una vez más no sirven en internet.

Hablaremos en próximos post sobre cómo monetizar e intentar rentabilizar nuestras acciones en la red.

go-app-store-r10